septiembre 30, 2010





Estaba una zorra con mucha hambre, y al ver colgando de una parra unos deliciosos racimos de uvas, quiso atraparlos con su boca.
Pero al no poder alcanzarlos, se alejó diciéndose:
-¡Ni me agradan, están tan verdes!-


"No eches la culpa a los demás  de lo que no eres capaz de alcanzar"




2 comentarios:

  1. En alguna ocasión de nuestra vida todos hmos sido como esa zorra.

    besitto!=)

    ResponderEliminar

Todo comentario mal intencionado será revocado ¬¬

Thanks for you comment :}